PRESENTACIÓN

 

INICIO | BIOGRAFÍA | OBRA LITERARIA | VÍDEOS | ARTÍCULOS | DISTINCIONES | ENTREVISTAS

CONVERSATORIOS | CONTACTE A LA ESCRITORA | SIEMBRA DE LECTORES

| INFORMACIÓN | SITIOS DE VENTA |

15 DE MAYO DE 2007

 

Muy concurrida la presentación de la novela, en la presente foto se destaca la renombrada profesora Dra. Norma Olmos, con sus estudiantes universitarios, quienes dieron fe de lo acaecido en el Salón Chaquira del Centro de Convenciones Atlapa.

 

Llena de sentimiento y pasión estuvo la presentación de la novela a cargo del poeta panameño Salvador Medina Barahona, quien recibiera del público una merecida atención y elogio entre los intelectuales presentes.

 

Mucho público esperaba la presentación de la nueva novela, entre ellos, vemos al Dr. Mauro Zúñiga a la Sra Blanca de Zúñiga, a la escritora Stella Dupuis, a la profesora Isolda de León, la Licenciada Georgina Linares, y a la cuentista panameña Manuelita de Tribaldos.

El cuentista panameño Jairo Llauradó, minutos después de la presentación de la Novela No Hay Trato, con la escritora Rose Marie Tapia R., en la firma de libros de la misma novela en el pabellón de la Librería Cultural en la 4ta Feria Internacional del Libro.

Los estudiantes de la Dra, Norma Olmos de la Universidad de Panamá, participando en la acitividad con la escritora Rose Marie Tapia R. al final de la presentación.

Estudiantes del Colegio Manuel María Tejada Roca de las Tablas, Provincia de Los Santos, Panamá, con la escritora durante la feria.

La escritora durante la feria estuvo firmando libros en el pabellón de la Librería Cultural, ubicado en la entrada de la feria.

 

 

PALABRAS DE LA ESCRITORA ROSE MARIE TAPIA R.

            Buenas Tardes. Les agradezco a todos su presencia en este acto, también le agradezco al poeta Salvador Medina Barahona, presentador de esta obra, a la licenciada Mayra Ortega, promotora cultural y al equipo de la Librería Cultural, encargado de la organización de este acto.

            Esta novela se gestó una noche viendo las noticias donde se denunciaban actos de corrupción. Después de varias horas de reflexión, me hice una pregunta. ¿Cómo combatir la corrupción? Fueron muchas las posibles soluciones, pero una de las maneras inmediatas de frenarla es no hacer tratos con los corruptos.
           
            La corrupción posterga el desarrollo de los pueblos, carga a la comunidad con costos injustos, destruye la competencia comercial, demanda esfuerzos innecesarios de los sistemas de ayuda internacional, desacredita a la autoridad y altera la paz de las naciones.

            La corrupción nos concierne a todos, este flagelo ha prosperado por la indiferencia de la sociedad. Sí, la indiferencia hacia los asuntos políticos. Ante nuestra apatía, la corrupción continúa su camino de desenfreno. Se preguntarán que podemos hacer contra ese monstruo de mil cabezas. Podemos establecer mecanismos para estimular la participación de la sociedad en los esfuerzos destinados a prevenir la corrupción. Las empresas deben procurar la ética en los negocios, ya que la economía se destruye porque la corrupción anula la libertad y la competencia.

            Recuerdo una vez que un policía de tránsito me detuvo para multarme y me pidió una ayuda y así resolver el problema de inmediato. Mi respuesta fue “No hay trato”. Y me pareció un buen título para esta novela.
           
            Esta es una de mis novelas más fuerte y más crítica. Muchos se preguntarán porque Rose Marie Tapia incursiona en un tema tan escabroso como la política. Lo hago por una sola razón: porque alguien tienen que alzar la voz y gritar: basta ya. Todo ese dinero que se va por la cañería de la corrupción serviría para darles comida, educación y salud a los niños más pobres de nuestro país. Ese dinero podría ser usado para rehabilitar a los delincuentes juveniles o para erradicar el trabajo infantil.

            La intensión de esta novela es que el lector se identifique con las emociones de esta obra y que en cierta forma sea un llamado a la reflexión y a un cambio de actitud; a luchar contra la corrupción, contra los abusos de poder y de autoridad; a proteger a los desamparados y a producir una transformación que nos lleve a crear un mejor país.

            Es importante que adoptemos una posición intransigente contra los corruptos. Y cuando se nos ofrezca participación en sus oscuros negocios, nuestra respuesta sea un grito de guerra tan contundente como el título de esta novela: No hay Trato. Muchas gracias.

 

INICIO | BIOGRAFÍA | OBRA LITERARIA | VÍDEOS | ARTÍCULOS | DISTINCIONES | ENTREVISTAS

CONVERSATORIOS | CONTACTE A LA ESCRITORA | SIEMBRA DE LECTORES

| INFORMACIÓN | SITIOS DE VENTA |

 

DERECHOS RESERVADOS 2007
PANAMA, REPÚBLICA DE PANAMÁ